LA BASE ACCIONARIA CRECE UN 80% EN BOVESPA

Los mercados accionarios mundiales se caracterizaron por la incertidumbre y la creciente aversión al riesgo de los agentes económicos a lo largo de 2008. El agravamiento de la crisis hipotecaria estadounidense, las consecuentes pérdidas registradas por las instituciones financieras internacionales y las expectativas de menores tasas de expansión de la economía mundial contribuyeron a la situación de deterioro, en escala global, de las expectativas de los consumidores e inversores.

Para Petrobras, una de las consecuencias del agravamiento de la situación económica y financiera global fue la reversión de la trayectoria al alza del precio del barril del petróleo, que siguió la tendencia de los demás commodities. Frente a la previsión de un menor crecimiento mundial, el precio del petróleo disminuyó en el segundo semestre del año, de US$ 93,89 por barril, a fines de 2007, a US$ 41,76 por barril, a fines de 2008, una retracción del 56%.

El clima de incertidumbre provocó una fuerte volatilidad en las bolsas de valores, y a pesar de la previsión de que las economías de los países desarrollados serían las más afectadas, los mercados accionarios de los países emergentes estarían expuestos a un proceso de realización de ganancias. Tras sucesivas ganancias anuales, la deterioración de las expectativas promovió, en 2008, significativas caídas en los valores de mercado de compañías de diferentes segmentos, lo que demostró ser un movimiento de carácter general, no dirigido a un sector específico.

A pesar de los buenos resultados de los diferentes segmentos de la compañía, de las novedades positivas en el campo operacional, como los diversos descubrimientos de petróleo y gas, de la generación de caja y de la ganancia récord del año, las acciones y recibos de Petrobras también fueron el blanco de este efecto de realización de ganancia en los mercados.

Las acciones ordinarias (PETR3) y preferidas (PETR4), negociadas en la Bolsa de Valores de São Paulo (Bovespa), disminuyeron un 48% en el año. En la Bolsa de Valores de Nueva York (Nyse), donde se negocian los recibos ordinarios (PBR) y preferidos (PBR/A), las pérdidas fueron del 57%. Los diferenciales de pérdidas entre estos mercados estuvieron vinculados, fundamentalmente, al comportamiento de la tasa de cambio, que presentó una significativa depreciación del real durante el año.

Las disminuciones de los valores de las acciones y de los recibos ocurrieron junto con el aumento de los volúmenes financieros negociados tanto en el mercado brasileño como en el estadounidense. Si en 2003 los volúmenes diarios en Nyse y en Bovespa se situaron en unos US$ 60 millones, en 2008 este valor se aproximó a la cifra de US$ 2 mil millones. El incremento del volumen negociado en Nyse demuestra que la compañía presenta una creciente y elevada liquidez en el principal mercado mundial, así como capacidad de captación de recursos y potencial de valorización de sus activos mobiliarios en un escenario de inestabilidad y restricción de crédito. En el año, las acciones y los recibos de Petrobras fueron los más negociados en Bovespa y en Nyse.

AMPLIACIÓN DE LA BASE DE ACCIONISTAS

El 24 de marzo de 2008 se aprobó, en la Asamblea General Extraordinaria, la propuesta de desdoblamiento de acciones representativas del capital social de Petrobras. El 25 de abril, para cada acción fue concedida una nueva acción de la misma especie. La misma proporción de distribución fue verificada en el caso de los recibos negociados en el mercado estadounidense (ADR). Con el desdoblamiento de los recibos y de las acciones, se mantuvo la relación de dos acciones para cada recibo.

Uno de los principales objetivos de este desdoblamiento se centró en la elevación de la liquidez de los activos y de la base de accionistas de Petrobras. Incluso en un ambiente de incertidumbre, la base accionaria de la compañía en Bovespa registró un incremento del 80% durante el año, y pasó de 190.952 accionistas en 2007 a 344.179 a fines de 2008. Al incluirse los inversores de fondos de inversión en acciones de Petrobras (443.209), los aplicadores de recursos del FGTS (100.426) y los poseedores de ADR (cerca de 82 mil), el total de inversores en activos mobiliarios vinculados a la compañía llegó a aproximadamente un millón al término del año.

En 2008, la compañía distribuyó dividendos brutos de R$ 1,5360 por acción ordinaria o preferida, referentes al ejercicio de 2007. En total, el volumen financiero ascendió a R$ 6,7 mil millones.